IV Simposio Internacional "Desafíos del Derecho en el siglo XXI" "IUS XXI"

IV Simposio Internacional "Desafíos del Derecho en el siglo XXI"

IUS XXI

LAS APORTACIONES AL CAPITAL SOCIAL COOPERATIVO

Resumen [ES]

El reconocimiento del papel de las cooperativas en Cuba no es novedoso. Su contribución se ha puesto en evidencia desde la década del 70 como principal línea de desarrollo en la producción agropecuaria. Sin embargo, por constituir una vía efectiva de desarrollo, el cooperativismo cubano se dimensiona en la actualidad, no solo en el sector agropecuario, que durante mucho tiempo tuvo la primacía, sino para el resto de los sectores de la economía, lo que ha sido refrendado por la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobada en los Congresos del Partido Comunista de Cuba (PCC), expuestos en los Lineamientos en los que se promueve la creación de Cooperativas No Agropecuarias como forma de gestión no estatal. Una cooperativa es una asociación y una empresa a la vez. Es una empresa donde cada persona, independientemente de lo que haya aportado al capital de la cooperativa, tiene el mismo poder de toma de decisiones. Sin embargo, no cabe duda que a los fines de cumplir satisfactoriamente con los objetivos estatutarios, necesitan disponer de suficiente capital, patrimonio, dinero; de lo contrario sus enunciados quedarían reducidos a buenas intenciones dejando una secuela de frustraciones. De allí que la problemática del capital deba abordarse con espíritu y método científico, acorde a las disciplinas jurídicas, económico-sociales, políticas y éticas. Precisamente en uno de los elementos del capital social cooperativo, específicamente en las aportaciones que lo integran, se centra el presente artículo.

Resumen [EN]

El reconocimiento del papel de las cooperativas en Cuba no es novedoso. Su contribución se ha puesto en evidencia desde la década del 70 como principal línea de desarrollo en la producción agropecuaria. Sin embargo, por constituir una vía efectiva de desarrollo, el cooperativismo cubano se dimensiona en la actualidad, no solo en el sector agropecuario, que durante mucho tiempo tuvo la primacía, sino para el resto de los sectores de la economía, lo que ha sido refrendado por la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobada en los Congresos del Partido Comunista de Cuba (PCC), expuestos en los Lineamientos en los que se promueve la creación de Cooperativas No Agropecuarias como forma de gestión no estatal. Una cooperativa es una asociación y una empresa a la vez. Es una empresa donde cada persona, independientemente de lo que haya aportado al capital de la cooperativa, tiene el mismo poder de toma de decisiones. Sin embargo, no cabe duda que a los fines de cumplir satisfactoriamente con los objetivos estatutarios, necesitan disponer de suficiente capital, patrimonio, dinero; de lo contrario sus enunciados quedarían reducidos a buenas intenciones dejando una secuela de frustraciones. De allí que la problemática del capital deba abordarse con espíritu y método científico, acorde a las disciplinas jurídicas, económico-sociales, políticas y éticas. Precisamente en uno de los elementos del capital social cooperativo, específicamente en las aportaciones que lo integran, se centra el presente artículo.

Sobre el ponente

Yulier Campos Pérez

MsC. Yulier Campos Pérez

UCLV Flag of Cuba
Información Práctica
Spanish / Español
No definido
30 minutos
No definido
Autores
MsC. Yulier Campos Pérez
Palabras clave
aportaciones no dinerarias
aportación
capital social
cooperativas